FacebookTwitterFeed

Comunicado de prensa de FSESP en relación a la ICE

Federación Sindical Europea de Servicios Públicos (FSESP)

Comunicado de prensa

Falta de ambición de la Comisión en su respuesta a la primera Iniciativa Ciudadana Europea

(Bruselas 19 de marzo) La Comisión Europea (CE) ha publicado hoy una comunicación exponiendo su respuesta oficial a la primera Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) exitosa que pide “incluir en la ley europea del derecho humano al agua al saneamiento”. La Comisión Europea reafirma la importancia del derecho humano al agua y al saneamiento y explicita su importancia como un bien público y un valor fundamental. También reafirma que “el agua no es una mercancía”. Sin embargo, se queda ahí.
“A la Comisión Europea le falta una verdadera ambición en su reacción que refleje adecuadamente las expectativas de los 1,9 millones de personas que han firmado,” declara Jan Willem Goudriaan, vicepresidente de la ICE Right2Water (Derecho al agua, en castellano). “Lamento que no haya ninguna propuesta para legislación que reconozca el derecho humano al agua”.
La ICE también pidió un compromiso legal de que no haya Iniciativas de la UE que busquen liberalizar servicios de agua y saneamiento. Pero el comunicado no dice nada al respecto. Sin duda, nos alegramos de que el apoyo de ciudadanos por la ICE haya llevado a la exclusión de servicios de agua y sanitación de la Directiva de concesiones. Sin embargo, en el comunicado de hoy, la Comisión no se ha comprometido a excluir explícitamente estos servicios de las negociaciones comerciales, como las del Acuerdo de Libre Comercio Transatlántico (TTIP).
No obstante, consideramos como positivos algunos aspectos de la respuesta de la Comisión: por ejemplo el reconocimiento de que la provisión de servicios de agua es generalmente la responsabilidad de autoridades locales que son más cercanas a la ciudadanía. Esto subraya la tendencia hacia la remunicipalización a lo ancho de Europa, lo cual es, según el comunicado, la garantía más segura de la exclusión de agua del reglamento del mercado interno, una demanda clave de la ICE.
Nos alegamos también de que la Comisión se haya comprometido a promover el acceso universal al agua al saneamiento en sus políticas de desarrollo y en las iniciativas varias con este fin, incluyendo la promoción de partenariados público-público (PuPs).

Esperamos que el rexamen de la Directiva marco del agua y la Directiva del agua potable sean una oportunidad de realizar el derecho humano al agua a la sanitación en la UE. El Comité de Ciudadanos espera que nos tomen en cuenta como la principal parte interesada.
Pediremos a los partidos políticos, y a sus candidatos a la Presidencia de la CE, que se comprometen a proponer legislación con el fin de implementar el derecho humano al agua y a la sanitación, y de prevenir la liberalización de servicios de agua y de sanitación, en la UE y más allá. Esto será un tema clave para las elecciones europeas en mayo 2014.

Más información: Pablo Sánchez, Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. 0032474626633

La FSESP es la Federación Sindical Europea de Servicios Públicos. Es la mayor federación de cuantas componen la CES. Está formada por ocho millones de trabajadores del sector público, organizados en más de 265 sindicatos en los sectores de la energía, agua, residuos, servicios sociales y sanitarios, gobiernos locales y administraciones nacionales, en toda Europa, incluidos los países vecinos al Este de la Unión Europea. La FSESP es la organización regional reconocida de la Internacional de Servicios Públicos (ISP).

 

 

COMISIÓN EUROPEA

COMUNICADO DE PRENSA
Bruselas, 19 de marzo de 2014
La Comisión da su visto bueno a la primera Iniciativa
Ciudadana Europea que tiene éxito
En el día de hoy, la Comisión ha decidido responder positivamente a la primera Iniciativa
Ciudadana Europea que tiene éxito, en aquellos ámbitos en los que puede actuar. Los
organizadores de la ICE Right2Water solicitaban a la Comisión que garantizase que todos
los ciudadanos de la UE tengan derecho al agua y el saneamiento, que el abastecimiento
de agua y la gestión de recursos hídricos no se rijan por las normas del mercado interior y
se excluyan del ámbito de la liberalización, y que redoble sus esfuerzos para lograr el
acceso universal al agua y el saneamiento.
El vicepresidente Maroš Šefčovič ha declarado: «Los ciudadanos europeos se han
pronunciado y la Comisión ha dado hoy una respuesta positiva. La calidad del agua, la
infraestructura, el saneamiento y la transparencia resultarán beneficiados, en bien de los
pueblos de Europa y de los países en desarrollo, como consecuencia directa de este primer
ejercicio de democracia paneuropea promovida por los ciudadanos. Felicito a los
organizadores por su éxito.»
La respuesta de la Comisión se presenta en una Comunicación que comienza destacando
la ingente cantidad de trabajo ya realizado por la UE en el ámbito del agua y el
saneamiento. Por ejemplo, ha establecido en la UE unos estándares ambiciosos de calidad
del agua y dado apoyo financiero para ampliar y mejorar la infraestructura del agua en los
Estados miembros.
La decisión sobre la mejor forma de operar los servicios hídricos está claramente en
manos de las autoridades públicas de los Estados miembros y la Comisión seguirá
respetando las normas del Tratado que obligan a la UE a ser neutral ante las decisiones
nacionales que rigen la titularidad de las empresas de distribución de agua. Del mismo
modo, en las negociaciones comerciales internacionales, la Comisión seguirá velando por
el cumplimiento y protección de la forma en que se gestionan las decisiones nacionales,
regionales y locales sobre la gestión de los servicios hídricos. La legislación de la UE ha
reconocido reiteradamente el carácter singular de los servicios del agua y el saneamiento
con vistas a satisfacer las necesidades básicas de la población. La distribución y suministro
de agua, así como los servicios de tratamiento de aguas residuales, ya están excluidos
expresamente de la aplicación de la Directiva sobre libre prestación de servicios
transfronterizos. Además, el pasado año la Comisión excluyó la prestación de servicios del
agua de la aplicación de la Directiva sobre la adjudicación de concesiones, como
consecuencia directa de la preocupación ciudadana.
2
La UE y sus Estados miembros aportan actualmente en total cerca de 1 500 millones EUR
al año para programas de abastecimiento de agua, saneamiento e higiene (WASH) en
países en desarrollo, lo que hace que la Unión sea el mayor donante individual del mundo
en este ámbito.
Teniendo en cuenta la Iniciativa Ciudadana Europea, la Comisión intentó descubrir los
desfases y áreas existentes en los que es necesario realizar, a nivel de la UE o nacional,
mayores esfuerzos para abordar las inquietudes que ha suscitado este llamamiento
ciudadano a la acción. En el día de hoy se ha comprometido a dar los pasos y tomar las
nuevas medidas siguientes en ámbitos que guardan relación directa con la iniciativa y sus
objetivos:
• redoblar los esfuerzos de cara a que los Estados miembros apliquen plenamente la
legislación de la UE relativa al agua;
• lanzar una consulta pública a escala de la UE sobre la Directiva relativa al agua
potable con objeto de evaluar si es necesario mejorarla y cómo hacerlo;
• mejorar la información a la ciudadanía desarrollando una difusión y gestión de datos
más ágil y transparente en lo que se refiere a las aguas residuales urbanas y al
agua potable;
• estudiar la posibilidad de crear unos parámetros de calidad del agua;
• promover un diálogo estructurado entre los interesados en lo que se refiere a la
transparencia del sector del agua;
• cooperar con las iniciativas existentes para ofrecer una mayor conjunto de
parámetros sobre servicios hídricos, mejorando la transparencia y rendición de
cuentas de los proveedores de dichos servicios, dando a los ciudadanos acceso a
datos comparables sobre indicadores económicos y cualitativos clave;
• fomentar enfoques innovadores sobre asistencia al desarrollo (es decir, apoyo a las
colaboraciones entre operadores hídricos y a las asociaciones público-privadas) y
promover las mejores prácticas entre Estados miembros (p. ej. sobre instrumentos
solidarios);
• abogar por el acceso universal al agua potable sana y al saneamiento como ámbito
prioritario de los objetivos de desarrollo sostenible posteriores a 2015;
• por último, invitar a los Estados miembros a tener en cuenta, en el marco de sus
propias competencias, las inquietudes manifestadas por la ciudadanía mediante
esta iniciativa y alentarlos a que redoblen sus esfuerzos para garantizar el
suministro universal de agua sana, limpia y asequible.

Antecedentes
La Iniciativa Ciudadana Europea se lanzó en abril de 2012 como potente herramienta en
manos de los ciudadanos para influir en la agenda de prioridades. Hace posible que un
millón de ciudadanos de al menos una cuarta parte de los Estados miembros de la UE
inviten a la Comisión a actuar en ámbitos en los que está facultada para hacerlo. La
primera ICE que ha tenido éxito, Right2Water, obtuvo 1,68 millones de firmas y superó los
umbrales mínimos en trece Estados miembros, mucho más del mínimo exigido
legalmente. En total, más de cinco millones de ciudadanos de la UE han firmado ya más
de veinte iniciativas diferentes.
Comunicación sobre la ICE Right2Water:
http://ec.europa.eu/citizens-initiative/public/initiatives/finalised/answered
MEMO sobre la acción internacional de la UE relativa al agua y el saneamiento:
http://europa.eu/rapid/press-release_MEMO-13-760_en.htm
Sitio web de la Iniciativa Ciudadana Europea:
http://ec.europa.eu/citizens-initiative/public/welcome
Sitio web de Right2Water:
http://www.right2water.eu/es

 

Copyright © AEOPAS. All right Reserve.